Evolución de los chats

Es innegable que nuestros chats han ido cambiando para adaptarse a los nuevos tiempos. Antes se limitaban a solo texto, pero ahora han cambiado y permiten enviar fotos, música y más archivos.

Foto de Evolución de los chats

Cuando Internet empezó a extenderse a través de nuestros hogares todo era muy diferente a lo que tenemos hoy en día. Por una parte, la velocidad era muy lenta, y para conectarse a la red había que utilizar módems que hacían un gran ruido y no nos permitían recibir llamadas al mismo tiempo.

Los chats aparecieron desde el principio, aunque eran muy diferentes. Habían muchos tipos de chats en España, aunque también se podía acceder a salas de cualquier parte del mundo (por ejemplo, para hablar con ingleses, con latinos, etc.)

El diseño del chat era muy básico, aunque eso no era importante en aquella época.

Empezaron a cobrar un verdadero protagonismo en la red en el momento en el que empezaron a aparecer categorías: ahora era posible acceder a salas de chat adaptadas a nuestras pretensiones: por ejemplo, para encontrar a personas de nuestra ciudad, del país o de cualquier parte del mundo, de una determinada franja de edad, en relación con ciertos gustos, quedadas etc.

Sin embargo, estas primeras versiones no permitían enviar ni fotos, ni audio. En el momento en el que se “conectaba” con alguien, había que utilizar el e-mail o iniciar sesión en una de esas primitivas aplicaciones de mensajería.

Ahora los chats son distintos: son más fluidos, elegantes, admiten funciones más avanzadas, están disponibles para PC y móvil, y tenemos mayor conciencia sobre ellos y sobre los riesgos que entrañan.

No obstante, su esencia, lo que los caracteriza, sigue manteniéndose intacta.

También puede interesarte...